El año nuevo es la mejor época para revisar los hábitos y pensar en nuevos propósitos para mejorar la rutina. Hacer ejercicio, bajar de peso, ahorrar dinero y pasar tiempo con los familiares son algunos de los propósitos más comunes. Pero, ¿qué lugar tienen proyectos en el hogar? La seguridad en el hogar con los propósitos de Año Nuevo puede ser uno de ellos.

La seguridad es una de las grandes preocupaciones de las familias. Incluir entre los propósitos del nuevo año la revisión de los sistemas de seguridad en la vivienda es cada vez más común. Con este listado de ideas te proponemos empezar el año combinando propósitos y mejoras con estar preparados para superar los obstáculos que sabotean la rutina en materia de seguridad en el hogar.

 

Año nuevo, cerrojos nuevos

Asegurar el hogar no solo significa instalar un sistema de alarma o de cámaras de vigilancia. Sin un buen cerrojo y una puerta principal lo suficientemente sólida y protegida, la vivienda puede estar en peligro. La puerta de entrada es uno de los puntos de seguridad que debe ser reforzado constantemente, y una de las mejores formas de hacerlo es cerciorándose de contar con el mejor cerrojo.

Para evitar intrusiones indeseadas, es importante tener una cerradura equipada con cilindros antisabotaje, es decir, los que hacen imposible que se pueda forzar la estructura con cualquier artefacto. Asimismo, el ensamble de la cerradura dentro de la puerta debe ser reforzado para prevenir que sea vulnerada.

Es común que los cerrojos sean reemplazados cuando se sufre la pérdida de las llaves, concluye un proceso de reformas que supuso el tráfico de trabajadores por el hogar o cuando se detectan fallos de seguridad en la cerradura. La llegada del año nuevo es una excelente oportunidad para investigar las novedades en el mercado de las cerraduras y apostar por el dispositivo más seguro.

 

Cajas de seguridad, las mejores aliadas

Hay quienes piensan que tener una caja fuerte es algo exclusivo de bancos y habitaciones de hotel, sim embargo, tener una caja de seguridad en casa puede contribuir a salvaguardar objetos especiales y por tanto, mejorar la seguridad en el hogar.

Estas cajas son compartimientos de seguridad diseñados para garantizar que solo puedan acceder a su contenido personas autorizadas. En su uso doméstico destaca su utilidad para resguardar documentos, joyas y pertenencias de valor, no solo económico sino también sentimental. Una caja fuerte puede ser un excelente encargo para los Reyes Magos, y así empezar el año potenciando la protección de los artículos más preciados dentro de casa.

 

Cerrar todo antes de salir, el hábito estrella

Son muchos los hábitos que ayudan a que el día a día sea más llevadero. Comprobar las cerraduras y ventanas antes de abandonar la vivienda es una de las costumbres que tiene un mayor impacto cuando se trata de resguardar el hogar.

Bloquear incorrectamente las cerraduras y cerramientos de las puertas y ventanas reduce su efectividad y puede ser tan peligroso como contar con sistemas de seguridad de poca calidad.

Adoptar este hábito en la rutina es de gran ayuda para aumentar la seguridad en el hogar, y es un propósito de año nuevo muy sencillo de alcanzar.

 

Antes de viajar, alertar a los vecinos

Un error muy común es tomar vacaciones o pasar largas temporadas fuera de casa sin avisar a los vecinos o a algún amigo o familiar. Aunque parezca una acción que carece de importancia, es vital para despistar a potenciales intrusos o para evitar convertir la vivienda en el blanco perfecto.

Los buzones abarrotados de correspondencia, o el paso de los días sin que se detecte movimiento en la vivienda hacen visible la ausencia de personas y por tanto, un lugar tentador para los ladrones. Además de reforzar los sistemas de seguridad, aprovecha la llegada del año nuevo para conocer mejor a los vecinos y para ofrecerte a vigilar su propiedad mientras se encuentran fuera del hogar. Es probable que si lo necesitas, hagan lo mismo por ti.

 

Inversión segura, inversión en calidad

Empezar el año con reformas y mejoras es otro de los propósitos más comunes y fáciles de cumplir. Cuando se trata de la vivienda, lo mejor es no escatimar. En seguridad, lo barato puede seguir caro y no hay nada más importante que dormir con la tranquilidad de que tanto el hogar como los seres queridos están bien protegidos. Asimismo, los sistemas y dispositivos de calidad son más duraderos y a largo plazo, ahorran muchos dolores de cabeza.

Además de invertir siempre en lo mejor del mercado, también se debe cuidar el personal que se contrata para hacer las instalaciones y el mantenimiento. En todo momento es indispensable contar con trabajadores de confianza y certificados por instituciones oficiales. Personal cualificado y especializado en el área de trabajo requerido.

El mayor problema de los propósitos de año nuevo es que con el paso de los días se pierde el optimismo y la ilusión de los primeros días del año y las intenciones que tanto te motivaba cumplir, quedan desplazadas por el frenetismo de la rutina. Para evitar que esto suceda, concéntrate en un propósito a la vez, traza un plan y establece pequeñas acciones que te ayuden a acercarte a tu objetivo.

Si se trata de mejoras en el hogar, contempla tu presupuesto, la disponibilidad de tus empleados de confianza y pon en marcha tu proyecto de reformas. Y si es de seguridad, FAC Seguridad. ¡Feliz Año Nuevo!