Realiza un consumo eficiente de la electricidad y el gas

La primera medida para proteger tu hogar está en el modo de uso de los suministros energéticos presentes en el mismo. El propietario o inquilino debe hacerse cargo de realizar un uso responsable de la energía y evitar cualquier tipo de riesgo provocado por el uso de los dispositivos electrónicos o a gas.

Consulta con tu compañía eléctrica cuál es la tarifa que tienes aplicada y las ofertas de otras compañías para obtener la solución más conveniente a nivel económico. Puedes consultar las condiciones que se te aplican utilizando el teléfono de atención al cliente de Iberdrola, Endesa, Naturgy o el de la comercializadora de luz y gas que corresponda.

Si detecta una fuga o cualquier otra avería que pueda causar complicaciones tienes que contactar por la vía adecuada llamando al número de teléfono de averías generales, que no es el mismo que el teléfono de atención al cliente de la compañía que se encargue del suministro de eléctrico o de gas natural en tu zona. Otra opción es acudir en persona a las sedes de la compañía, pero invertirás un tiempo y un esfuerzo que puede evitarse.

Consejos para invertir en seguridad y prevenir situaciones indeseadas

Los residentes de cualquier vivienda deben protegerla de agentes externos que puedan suponer un peligro para el inmueble. El problema más frecuente es la entrada furtiva y los robos. Para evitar estas situaciones te recomendamos llevar a cabo estos consejos:

1. Coloca cerraduras y puertas de alta seguridad para el acceso a tu vivienda, así como protección para las ventanas y otros puntos susceptibles de ser utilizados para acceder al interior.

2. No difundas por las redes sociales o con personas que no sean de confianza los momentos en los que vas a ausentarte de la vivienda, ya sea durante unas horas, unos días o de vacaciones.

3. Haz uso de la tecnología para programar el uso de tus objetos electrónicos en el hogar. Desde los dispositivos más simples como la radio o el reloj despertador hasta el encendido y apagado de luces de manera remota o la subida y bajada de persianas inteligentes si tienes la opción.

4. Guarda el efectivo y los objetos de valor en una caja fuerte con contraseña u otra medida de seguridad que a la que sólo tú tengas acceso.

5. Si vives fuera del casco urbano, instala cámaras de videovigilancia con aviso inmediato en caso de alarma.

6. Si te ausentas por mucho tiempo, recurre a una persona de confianza para que acuda al domicilio periódicamente para retirar el correo del buzón y cerciorarse periódicamente de que no se ha producido ningún incidente dentro de la vivienda.

Para finalizar, te proporcionamos otros artículos complementario accesibles desde aquí y desde  aquí, con más trucos y consejos para prevenir los robos y propiciar la seguridad en el hogar.