mod_petra_grado_ivCuando una empresa se plantea adquirir una caja fuerte, debe saber que existe una normativa para determinados establecimientos, que les obliga a cumplir unos requisitos mínimos de seguridad, tanto en las características y prestaciones de la caja, como en su instalación, joyerías, bancos, estaciones de servicio, administraciones de lotería , etc. son algunos de los establecimientos que, según esta normativa, deben disponer de al menos una caja fuerte de Grado IV en sus instalaciones.

Quién determina si una caja tiene Grado IV?

De esta tarea se encargan los laboratorios oficiales, llevando a cabo un exhaustivo ensayo sobre el producto. Básicamente , el laboratorio ataca la caja fuerte con intención de conseguir el acceso al interior de la caja. Dependiendo del tipo de herramientas utilizadas y del tiempo requerido para el acceso, el laboratorio otorga un nivel de resistencia al producto y lo cataloga dentro del grado de seguridad que determina la norma europea EN-1143-1.

Esta normativa no solo afecta a los establecimientos públicos, sino que también debe ser tenida en cuenta por los particulares que poseen armas de fuego. Además del conocido permiso de armas, la legislación establece que estas personas deben disponer de un lugar seguro donde guardarlas. Por eso, es obligatorio que sean propietarios de una caja fuerte de Grado I o de Grado III, en función del tipo de arma que posean (Grado I arma larga / Grado III arma corta).

En FAC Seguridad disponemos de una completa gama de productos que cumplen con la normativa vigente, así que, si te encuentras en uno de los supuestos anteriores o tienes alguna duda, contacta con nosotros y estaremos encantados de ayudarte. Siempre encontrarás un producto FAC que se ajusta a tus necesidades.